OOXML.. yo ni quiero comentar…

Me llegó a mi correo un muy buen artículo del Francotirador una muy buena página chilena.. que tiene siempre comentarios bastante puntuales sobre algunos temas.. acá lo dejo:

OOXML: Lo bueno, lo malo y lo horrendo

Posted: 02 Apr 2008 01:49 AM CDT

Y sucedió lo que tenía que pasar.
Aunque falta el anuncio oficial de la ISO -lo que debería ocurrir durante el día- ya es un hecho que el formato para documentos de oficina de Microsoft, OOXML, alcanzó su ansiado estátus de estándar internacional.
Lo primero es felicitar a Microsoft. ¡En serio! Sin ironía. La empresa trabajó duro por lograr su objetivo, cual máquina de guerra bien aceitada, por lo que hoy no puedo evitar sentir esa mezcla de pesar y admiración de los pueblos sometidos, observando desfilar por sus calles al poderoso ejército romano.
Nope. Nada que hacer.
Sin embargo y antes de dar vuelta de una vez la página, no podría dejar de destacar 3 puntos que me llamaron de este proceso, en lo bueno, lo malo y lo horrendo de la aprobación del -hoy- estándar ISO/IEC29500 (OpenXML):

Lo malo: Adiós ODF

La cosa es simple: ODF está muerto. En realidad no es que alguna vez haya estado muy vivo. Con una base instalada superior al 90%, Microsoft Office ha tenido por más de una década el poder para imponer sus formatos como estándares de facto, tanto en el hogar como en el mundo empresarial.
De hecho, la única posibilidad de romper este esquema monopólico era forzar la adopción de ODF “por secretaría”, es decir, logrando que las reparticiones públicas y grandes corporaciones lo asimilaran por la creciente necesidad de abrazar estándares que aseguren el acceso a la información en el futuro.
Pero con ODF perdiendo su única ventaja frente al usuario -la exclusividad- cambiarse tiene tanto sentido como reemplazar todos los enchufes de casa por la norma de EEUU. Yep. Si Microsoft ya tiene las instalaciones y ahora además se legitima como formato estándar… ¿por qué habríamos de cambiarlo?
Aceptémoslo. Pronto ODF no será más que un entrañable recuerdo.

Lo horrendo: La ISO y su mancha indeleble

No. Ya no podemos creer en la ISO. Es que si de algo sirvió este trance, fue para destapar cuán anárquico –e incluso corruptible– puede ser el proceso de votación de una norma internacional.
Con 157 miembros usando sus propios sistemas de deliberación sin ningún tipo de lineamientos, resulta tristemente irónico que la mayor organización de estándares del mundo no posea un estándar… ¡para elegir sus estándares!
Y como mencioné al recopilar las irregularidades de la primera ronda de votaciones, si esto es en un estándar para documentos de oficina, no quiero ni pensar en uno de calidad para neumáticos o nivel de toxicidad en las comidas.
Respecto de Microsoft siento más pena que rabia. Personalmente no creo que OOXML sea malo. Sí, quizá retenga errores y -más todavía- algunos callejones legales oscuros, pero yo le creo a nuestro amigo José Antonio cuando nos cuenta sobre sus méritos técnicos. Más aún, estoy seguro que el duro escrutinio de estos meses acabó por fortalecer la propuesta.
Pero entonces, Redmond… ¿para qué salirnos con payasadas? ¿por qué sembrar ustedes mismos un manto de dudas sobre la transparencia del proceso? ¿tan poco confían en su propia tecnología que deben valerse de artimañas?
La comunidad se ha acostumbrado a desconfiar de ustedes por situaciones como estas. Por más compromisos que haga Ballmer, no están ayudando a remediarlo.

Lo bueno: Chile y un futuro insospechado

Aunque muchos de ustedes se quejan -no sin razones- por la actitud timorata de Chile que volvió a abstenerse en Ginebra, yo lo celebro. Porque observando los numeritos en naciones como Alemania, Noruega o Croacia, el que nuestro país haya dicho “ok, esto fue demasiado” ante la falta de tino del presidente de la CCE, fue una muestra de dignidad notable.
Yep. Digámoslo con todas sus letras: merecido o no, en Chile OOXML ya había ganado. El punto es que por su última acción fue descalificado.
(Y vamos, que hasta desde el sentido práctico, la abstención del INN era más útil que una aprobación).
Por último, no perdamos la confianza. Microsoft logró que jugáramos con su balón, pero tal como afirma Durusau, el punto es que ya no es su balón.
Para los amigos de Redmond, esto es una victoria pírrica. El mal menor ante el desquebrajamiento de un modelo de negocios -el lock-in o tomar de rehén al cliente- que está cada vez más amenazado por la adopción de estándares.
Quizá el uso de ODF en las próximas versiones de OpenOffice, Lotus Symphony, GoogleDocs o WordPerfect sea meramente decorativo, pero ya no habrá necesidad de hacer ingeniería inversa para escudriñar en la oscuridad de los formatos de MS-Office intentando hacerlos compatibles.
Ahora existe una norma, abierta y bien documentada (quizá en extremo documentada) sobre la que Microsoft también deberá ceñirse.
Sin embargo mi única duda es -precisamente- cuánto respetará la compañía de Bill Gates su propia norma.
De cumplir su palabra tenemos la esperanza de observar como el mercado se abre, incentivando la competencia por precio e innovación, más que por enclaustramiento. Pero si vuelve a la vieja práctica de dictar sus propios parámetros -afirmándose en el peso de sus usuarios para imponerlos- todos habremos caído en una gran trampa.

(Y razones para desconfiar no faltan: basta recordar que en 1998 Microsoft se comprometió a respetar la integridad del lenguaje multiplataforma Java al incorporarlo en Windows… sólo para descubrir que lo estaba modificando con el fin de que funcionara únicamente bajo su plataforma).

Habrá que estar alertas, porque de mantener vigente la información que hoy estamos almacenando y escribiendo, de preservar nuestros documentos y nuestra historia libre de las intervenciones -e intereses- del mercado, no sólo depende nuestro pasado: depende también nuestro futuro.

(Más información en El Diablo en los Detalles).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s