10

Es probable que haya olvidado hablar,

recuerdo sólo mis detalles bajo la mesa;

yo no soy quien pretende mantenerse en silencio,

fue tu mirada quien provocó mi explosión.

Dame un síntoma de alegría

para que aparezca la compasión cerca de nosotros;

nunca fui bueno para meditar

dormía muy temprano cuando era niño.

Parte del mundo me dice qué hacer,

no soy un títere que baila en el teatro

olvidado como barcos en la profundidad,

tú olvidas mi profundidad.

El tiempo me dice que espere adentro,

ellos solos llegarán para culparme

gritando barbaridades en el pasillo,

no hay nada mejor que el descanso.

No podrás oírme tonto jefe

hay carros de colores tras el poste,

no puedes verme por no tener ojos;

nadie es capaz de verme en esta galería de palabras.

Cielo y triángulos sobre mí

y el sonido que espanta aquél muchacho,

yo lo llamo y no escucha su nombre,

la noche apaga esperanzas y da un golpe más.

Vamos lejos donde no estén esos girasoles,

tantas cartas que escribí y quedaron en cajones

tantos días, tantas huellas y mi muerte detrás tuyo;

dejaría que te vayas a pasear con animales.

Éste es el fin, payaso de color negro

felicidad opaca y borrosa que se va,

que no vuelva a preguntarme por sus sueños…

yo despierto no respondo por los míos.

Anuncios

Una respuesta a “10

  1. “Un poema con un probable síntoma de mundo y con tiempo para oirme, en el cielo donde vamos, hasta el fin”. Congratulaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s